Gastronomia

Gastronomia

En Jaca nos gusta comer bien, aunque tenemos que reconocer que en el Alto Aragón se come bien en prácticamente cualquier sitio. Pero si hablamos de Jaca, estamos ante una de las localidades más grandes de la zona, lo cual ha permitido reunir en sus establecimientos la tradición que caracteriza a la cocina aragonesa, con la cocina vanguardista y de fusión.

Esto convierte a Jaca en un destino foodie o, en otras palabras, un viaje con experiencia gastronómica incluida. Las calles de Jaca invitan a tomar algo, es inevitable entrar en un bar a probar todas las tapas posibles o disfrutar de una caña en cualquier terraza, es algo que comprobaréis en cuanto empecéis a recorrer la ciudad.

La restauración de Jaca se compone de bares que llevan toda la vida y otros más nuevos que complementan su oferta gastronómica, pero intentad dejar un hueco para el postre, porque las pastelerías de Jaca están para chuparse los dedos y su fama es completamente merecida. La Suiza y Echeto, son algunas de las favoritas de turistas y locales para comprar los postres típicos de Jaca (lacitos, conde, jaqués…) que además son el mejor souvenir que os podéis llevar de la ciudad.

¿Dónde comer en Jaca?

La gran variedad gastronómica os permitirá elegir entre restaurantes para paladares exigentes, hacer una ruta infinita de tapeo por los bares (a menudo convertida en un “vermut torero”), comer sentados en restaurantes de comida típica aragonesa o ir a restaurantes para niños (y no tan niños) con una larga lista de pizzas, bocadillos y hamburguesas.

Y lo mejor es que, vayáis donde vayáis, comeréis bien.

Tapeo en Jaca

Ir de tapas en Jaca es uno de los mejores planes que podéis hacer. Aunque la mayoría de los bares y restaurantes de Jaca tienen la opción tanto de picar algo, como de sentaros a degustar un menú, os recomendamos alguno de los más conocidos para los amantes de la vida callejera, para los que visitáis un lugar y os proponéis como reto conocer todos los bares.

El Rincón de laCatedral  Plaza de la Catedral, 4

Este acogedor establecimiento se nutre de los conocimientos de un profesional que trabajó durante 5 años en las cocinas de un conocido restaurante con 3 Estrellas Michelín, esto hace que tenga una de las cartas más sofisticadas y cuidadas de la ciudad. El Rincón de la Catedral tiene una de las mejores terrazas de Jaca, justo enfrente de la Catedral, un gran reclamo tanto en verano, como en invierno, ya que sus estufas y mantas hacen más llevadero el frío. Es un sitio idóneo para tomar un vino o una copa después de comer.

Ultramarinos  Calle Sancho Ramírez, 8

El Ultramarinos es uno de los bares de más reciente apertura de Jaca, pero también uno de los más creativos en su carta y de una inmejorable relación calidad-precio. Podríais comer simplemente con las tapas que tienen puestas en la barra (gildas, taco de bonito, huevo y gamba con mayonesa, empanadas, croquetas, una deliciosa ensaladilla rusa…) pero además tienen una carta de platos innovadores de todo tipo que lo convierten en una de las posibilidades más originales de Jaca.

Si además eres de los que les gusta disfrutar de una buena copa después de cenar, justo al lado de el Ultramarinos está el Zarauz Snowbar, un bar de copas cuya terraza es literalmente más grande que el bar y donde preparan las mejores copas de Jaca.

Bachimala, Calle Zocotín, 11

El Bachimala es un amplio restaurante con dos pisos y una terraza irresistible situado en el corazón de Jaca. Este establecimiento ofrece una gran variedad de tapas, cocina española, platos caseros y cocina con toques de fusión. Además, si eres vinatero y buscas un bar donde tomar un copa de vino en Jaca, Bachimala tiene una de las cartas de vino más extensas y completas de la ciudad.

Marboré, Calle Ramón y Cajal, 5

Este bar situado en el casco histórico de Jaca posee comedor, mesas altas y una pequeña terraza en la que hay que ser rápido para coger sitio en las temporadas con más afluencia de gente. Sin duda, uno de los mejores bares donde comer en Jaca y disfrutar de la gran cantidad de pinchos que tienen en su mostrador, y uno de los más recomendables para los winelovers que quieran disfrutar de un buen vino en Jaca.

Baviera, Calle Sancho Ramírez, 6

Aunque hay muchos restaurante en Jaca donde podrás disfrutar de un delicioso plato de carne, no hay tantos en los que te puedas comer un buen pescado. El Baviera es uno de ellos y además un buen sitio para comer marisco en Jaca. Es uno de los establecimientos más antiguos de Jaca y de hecho, conserva la tradición en su interior, tanto en la decoración, como
en su exquisita comida casera.

La Cocina, Calle Zocotín, 11

Aunque este establecimiento es relativamente nuevo, las personas que lo forman tienen una dilatada experiencia en hostelería y en la gastronomía tradicional de la zona, ya que anteriormente llevaban el restaurante ‘La Cocina Aragonesa’, de gran renombre. Su carácter novedoso, hace que en su carta podamos encontrar platos típicos de Aragón como carnes de
caza, guisos o verduras, pero también otros fusionados con elementos innovadores.

Casa Fau, Plaza de la Catedral, 3

Conocido coloquialmente como “El Fau”, es otro de los establecimientos de toda la vida de Jaca, que devuelven el favor a la ciudad que los vio crecer, deleitando a todo el que se acerca a disfrutar de su exquisita cocina.

Otros bares donde tomar tapas en Jaca muy recomendables son el Bar Pirulo (obligatorio probar sus famosas cigalas, un plato que te sorprenderá porque pese a lo que su nombre indica, no tiene nada que ver con el mar), La Terapia (con sus deliciosas empanadillas argentinas y su carta de carnes y vinos) y La Lola (un bar de tapas con toques de fusión y gran
variedad de platos):
Bar Pirulo Calle Ramón y Cajal, 1
Terapia Calle Mayor, 31
La Lola Calle Zocotín, 3

Restaurantes de cocina aragonesa

Si queréis disfrutar de una verdadera experiencia gastronómica aragonesa, alguno de los mejores restaurantes son:

La Cadiera, Calle Domingo Miral, 19

Las cadieras eran el centro de reunión en las tradicionales casa pirenaicas y en este restaurante han querido recuperar ese elemento tan mágico de la vida de montaña, integrando entre su mobiliario este típico mueble en el que podrás disfrutar de toda la tradición aragonesa. Es uno de los establecimientos de toda la vida, que conserva su esencia y cuya experiencia y compromiso, lo han convertido en un referente gastronómico de Jaca y de la gastronomía aragonesa. Elaboran sus platos con productos de la tierra, carnes de la zona y verduras y hortalizas que provienen de las huertas de Jaca. Así que, si eres de los que disfrutan de los productos de proximidad, La Cadiera es tu sitio.

Restaurantes para niños

En la mayoría de cartas de los restaurantes encontrareis menú infantil, pero si algún día queréis ser los mejores padres del mundo, podéis llevarles a uno de esos sitios que tanto les gustan en los que pueden disfrutar de comer con las manos.

Casa Esteban, Avenida Escuela Militar de Montaña, 38

Este establecimiento lleva toda la vida recibiendo a familias y grupos de amigos que van a disfrutar de las hamburguesas más famosas de Jaca. Aunque podéis sentaros en las numerosas mesas del local, ofrecen también la posibilidad de hacer los pedidos para llevar. Si queréis probarlo os recomendamos ir con tiempo ya que debido a su fama, suele haber mucha gente.

Carpanta, Calle Población, 3

Burger Carpanta es un establecimiento en el casco histórico de la ciudad con una larga lista de sándwiches, bocadillos, pizzas y hamburguesas.

Pizzería Polifemo,Calle 18 de junio de 1891, 5

Esta pizzería también está en la zona antigua de la ciudad y es una de las favoritas de las familias, aunque a veces en temporada alta es difícil conseguir un sitio en su pequeño y acogedor comedor. Sus pizzas también están disponibles para llevar.

Pizzería Italchef, Calle las Cambras 3

La pizzería Italchef (abierta desde 1991), junto al Polifemo, son las pizzerías más conocidas de Jaca. La fama de sus pizzas suele hacer que estén desbordados de pedidos, la ley del más rápido con el teléfono, ya que esta pizzería solo ofrece servicio para llevar.

Wilson, Avenida Juan XXIII, 2

El Wilson, famoso por sus sándwiches, ha pasado recientemente por una moderna reforma que lo ha dejado como nuevo, pero que no os engañe, a pesar de su nuevo aspecto sigue guardando en su interior toda su esencia y la experiencia de llevar tantísimos años recibiendo familias que vienen a probar su larga lista de platos.

Pilgrim, Avenida del Primer Viernes de Mayo, 7

El Pilgrim es un establecimiento que cuenta con un emplazamiento privilegiado, justo al lado de la ciudadela, lo cual permite que los mayores podáis tomar algo tranquilos, mientras los peques corretean por el césped de la ciudadela. Su carta se compone de numerosas tapas, platos y platos combinados. Un bar ideal para ir con niños.

La Crepería Otal de Jaca, Avenida Regimiento de Galicia, 5

Este amplio establecimiento al lado del parque del Paseo de la Constitución, tiene una larguísima lista de creps, pizzas,calzones, pastas, hamburguesas, entrantes, ensaladas… Un sinfín de platos que gustarán tanto a pequeños como adultos.

Platos típicos de Aragón

La gastronomía aragonesa es deliciosa y variada, en gran parte, gracias a la cantidad de productos que ofrecen las  diferentes localidades de Aragón, pero también a las influencias y aportaciones de sus vecinos del norte y del mediterráneo. La cocina aragonesa está llena de tradición y muchos de sus platos, se componen de carnes y verduras de la zona y platos de cuchara. 

A continuación os dejamos alguno de los platos más típicos de Aragón que no podéis dejar de probar:

  • Migas
  • Paletilla Asada
  • Asado de Ternasco
  • Chuletas de Ternasco
  • Trucha
  • Bacalao Ajoarriero
  • Chiretas
  • Cardo
  • Borrajas
  • Magras con tomate
  • Trenza de Almudévar