Cultura y Patrimonio

Cultura y Patrimonio

Jaca es una ciudad llena de cultura y patrimonio. Es una localidad conocida por el arte románico, presente en varios de sus edificios más emblemáticos y por su importancia en la Historia de Aragón. Además, según en la época que vengas también podrás disfrutar de El Festival Folklórico de los Pirineos y de la fiesta por excelencia de Jaca: El Viernes de Mayo, de las que hablamos en nuestra sección de ocio. A continuación te dejamos algunos lugares de interés que no puedes perderte:

¿Qué ver en Jaca?

La ciudadela de Jaca y el Museo de Miniaturas Militares

La ciudadela de Jaca es un fuerte de planta pentagonal que se empezó a construir a finales del siglo XVI, su forma es especialmente característica vista desde arriba, ya que parece que dibuja una estrella. Conserva todas sus formaciones originales: foso, baluartes, escarpas, cuarteles, polvorines, túneles… además de una hermosa entrada a la que se accede mediante un puente levadizo. En su interior está el Museo de Miniaturas Militares, con numerosas figuritas de plomo que representan diferentes escenarios históricos y bélicos. La ciudadela se construyó para defender la frontera de Los Pirineos y actualmente es uno de los puntos de interés más importantes de Jaca, se puede visitar por dentro o simplemente disfrutar de un paseo por el césped que la rodea. Quien encuentre a los ciervos que se esconden en el foso, gana.

Catedral de San Pedro y Museo Diocesano de Jaca

La catedral de Jaca se construyó a finales de siglo XI es una de las más características e importantes del románico español, por ser una de las primeras. El levantamiento de esta construcción, se vincula con la fundación de la ciudad y las concesiones derivadas de su importancia comercial dentro de la ruta del Camino de Santiago. Se puede entrar para
observar la evolución del arte románico que se aprecia en su interior, ya que dentro de sus instalaciones, se encuentra el Museo Diocesano de Jaca, cuya recopilación de obras es considerada como «una de las más bellas colecciones de pinturas murales románicas del mundo”. 

Con más de 2.000 metros cuadrados, este museo ofrece a sus visitantes una valiosa colección de ARTE MEDIEVAL, que lo convierten en uno de los museos más importantes del mundo en esta disciplina, y que, junto a la catedral, forman un gran tesoro del románico.

Otra buena forma de disfrutar de esta bonita catedral en el centro de Jaca es sentarse a tomar algo en las terrazas que la rodean. La oficina de turismo de Jaca, la encontrareis yendo de la plaza de la Catedral a la ciudadela.

Torre del reloj

La Torre del reloj de Jaca es una construcción gótico civil del año 1445 y está situada en el casco histórico de la ciudad. Se construyó cuando un incendio provocó la destrucción de parte la Catedral y de sus instalaciones carcelaria, actuó como cárcel provisional durante este periodo, aunque más tarde se volvió a utilizar como cárcel. También sirvió como reloj
municipal para dejar de depender de la hora que daba la catedral. Por ello, este edificio se conoce con ambos nombres “Torre del Reloj” y “Torre la cárcel”.

Calle Mayor, Ayuntamiento de Jaca y Paseo de la Constitución

La calle Mayor, donde se encuentra el ayuntamiento, es una de las principales de la ciudad, va desde el Monasterios de las Benedictinas hasta el Paseo de la Constitución, un bonito jardín por el que pasear y pasar la tarde con niños en el parque infantil. Probablemente no hará falta que planifiquéis vuestra visita a la calle Mayor de Jaca, porque la acabaréis  recorriendo de cabo a rabo cuando vayáis a callejear por la ciudad o salgáis a tomar tapas en Jaca.

Monasterio de las Benedictinas

Conocido también como «Las Benitas» por los locales, este edificio al final de la calle Mayor puede pasar desapercibido por el turista, sin embargo es otra de las obras del románico importantes de Jaca y parte de su construcción forma parte de lo que queda de la antigua muralla de Jaca. Un lugar lleno de arte e historia con unas bonitas vistas a la Peña Oroel.

Paseo de La Cantera, Monumento a La Jacetania y Fuente de la Salud

Disfrutar de un paseo en familia por este precioso parque de Jaca es uno de los mayores placeres que encontraréis sin salir de Jaca. El Paseo de La Cantera recorre la parte posterior de la ciudadela, podéis empezar el recorrido en Paseo de la Constitución y hacer una parada en el mirador desde el que tendréis unas bonitas vistas del Puente de San Miguel, los pueblos cercanos y la Canal de Berdún. A lo largo de este paseo veréis el Monumento a La Jacetania y la Fuente de la Salud, que hoy, sustituye al simbólico “Árbol de la Salud de Jaca” lleno de significado para los habitantes de la ciudad y que alguien taló en 2012.

Puente de San Miguel

El Puente de San Miguel está en Jaca y es una de las zonas favoritas durante los meses más calurosos para refrescarse en su río sin salir de la ciudad. Esto también tiene sus inconvenientes, ya que debido a su cercanía, a menudo está abarrotado de bañistas, pero es una buena opción si te alojas en Jaca y no tienes tiempo o ganas de salir de Jaca.

¿Qué ver alrededor de Jaca?

La comarca de La Jacetania parece pequeña, pero cuando empiezas a planificar tus días de vacaciones en Jaca y te das cuenta de todo lo que quieres ver y de que hay lugares a los que hay que dedicarles unas cuantas horas para disfrutarlos de verdad (como hacer excursiones o visitar parques naturales), empieza el agobio. Jaca es una ciudad pequeña y no te llevará
mucho tiempo visitar sus principales puntos de interés, además probablemente los recorras sin darte cuenta cuando salgas a pasear o a tomar vermut. Por ello, os recomendamos que primero penséis en qué ver cerca de Jaca, planifiquéis cuánto tiempo os llevará (unas horas, medio día…) y os relajéis.

San Juan de la Peña

A 10 minutos de Santa Cruz de la Serós y a media hora de Jaca, está el Monasterio de San Juan de la peña. Visita obligatoria si te acercas por esta zona, que además de estar rodeada de naturaleza, cuenta también con algún mirador en el que disfrutar de las vistas. Este impresionante monasterio descansa bajo una enorme roca y guarda en sus paredes una gran
parte de la historia de Aragón, lo cual hace que valga la pena visitarlo por dentro durante las fechas que está abierto.

Coll de Ladrones y Estación Internacional de Canfranc

Canfranc es conocido como el «Valle de las fortificaciones» debido a la cantidad de construcciones defensivas de las que dispone. Coll de Ladrones es una de ellas. Es una excursión fácil en la que podréis aprovechar para visitar la famosa estación de Canfranc y reponer fuerzas a la vuelta comiendo por el pueblo. Está aproximadamente a media hora en coche de Jaca.

La Estación de Canfranc, como buen Bien de Interés Turístico que es, no puede faltar en tu checklist de lugares que visitar, es una edificación preciosa por fuera y por dentro. Se puede visitar a través de las visitas guiadas que ofrece el ayuntamiento de la localidad y si sus paredes hablaran nos contarían miles de historias: cómo el ejército franquista durante la guerra civil tapió el túnel que la unía con Francia, cómo vio pasar por sus vías toneladas de oro nazi, cómo la ruta con Francia se canceló tras descarrilar un tren en 1970 y la duda aún presente de si fue o no un accidente… Como veis, es un lugar único, que no solo se compone de cemento, cristal y hierro, sino también de miles de relatos.

Pueblos cerca de Jaca

La Jacetania está formada por numerosos pueblos que le dan vida y belleza a la comarca, siendo Jaca su capital. Probablemente hayáis oído hablar de Villanúa, Castiello de Jaca, Canfranc, Berdún, Hecho, Ansó y otros tantos de los que hablamos en nuestra página de ocio.

 Aquí os dejamos algunos pueblos alrededor que Jaca que podéis visitar:

Santa Cruz de la Serós

Santa Cruz de la Serós es un bonito pueblo del Pirineo a escasos 20 minutos de Jaca en dirección Puente La Reina de Jaca. Es uno de los conjuntos artísticos históricos que forman parte del Camino de Santiago, motivo más que suficiente para visitar sus bonitas calles y disfrutar de su arquitectura románica.

Borau

Borau es un pueblo de La Jacetania a solo 20 minutos de Jaca. Merece la pena una visita para recorrer sus estrechas calles adoquinadas, tan típicas de la zona y acercarse a la Iglesia Parroquial de Santa Eulalia, que custodia la villa desde lo alto de Borau. En invierno tiene especial encanto cuando la nieve tiñe este pequeño municipio de blanco.

Ainsa

Aínsa es una localidad situada en la comarca del Sobrarbe (¡No confundir con Aísa!). Está a una hora de Jaca y, junto con Ansó, es una de las mejores opciones si queréis conocer pueblos bonitos alrededor de Jaca. De hecho, Aínsa es uno de los pueblos más bonitos de España, y no solo porque lo digamos nosotros (que también), sino porque ha sido nombrado como tal en diversas ocasiones. 

Esta localidad vive sobre todo del comercio y el turismo y una muy buena opción si tenéis tiempo, sería la de visitar Aínsa y el Parque Natural de Ordesa y Monteperdido en el mismo día. De todas las excursiones en el
Pirineo que podéis hacer, esta es una de las mejores.